EL BRUXISMO

Conocemos como bruxismo al fenómeno de apretar los músculos de la masticación, rechinar los dientes, desgastar todos los dientes, es un poco, romper estructuras, romper empastes…

En principio todo el mundo convivimos con cierto grado de bruxismo, no existe una persona bruxista y otra no, o sea que el desgaste de los dientes forma parte de la evolución natural de la persona humana.

En todo caso los problemas no son derivados siempre directamente del bruxismo, que los hay, sino que repercute a través de todas las cadenas posturales, de los músculos de la cabeza, del cuello, de la espalda… La naturaleza protege muy bien todos los músculos de la masticación.

En principio es un fenómeno derivado, dicen, que de la vida misma pero no se produce de forma espontánea vamos, que es algo que asimilamos que se ha producido bruxismo cuando vemos sus consecuencias.

El tratamiento puede ser de muchas maneras, si se puede relajar su vida un poco, mejor, si no, se puede poner una férula de descarga, que es un elemento que suele ayudar.